Fanfic Koi Suru Bou Kun

Proyecto Challengers!

martes, 16 de septiembre de 2014

Fafic Koi suru Bou kun One shot I


Holo, qué tal? Tanto tiempo! Yo acá disfrutando de la vida, lo cierto es que últimamente me he concentrado en hacer más grabaciones para mi canal de youtube que igual se llama caetedeltecho por si alguien quiere echarle una mirada, básicamente se trata de puras frikadas xD pero hace unos días me dio por escribir otra vez de esta querida pareja, lamentablemente me salió un fic demasiado oscuro, pero we… espero que les guste.

Está ambientado después de mi fic, y creo que haré algunos one shots más, o más de alguno se alargará, siempre como continuación del tomo uno de mi fic anterior.

Qué lo disfruten!

One shot I

Desde Morinaga

Las cosas han mejorado, al fin creo que puedo relajarme, aunque… esto de sentir que soy feliz me asusta, ¿puede ser esto demasiado bueno? ¿Algo malo pasará?

No sé cómo, pero he logrado dormir con senpai cada noche, sea en su cama o en la mía, ya es costumbre dormir con él, no hay sexo cada noche como me gustaría, claro, pero puedo dormir con él, abrasado a él.

- mnn hace frio - murmulla medio dormido, el invierno ha sido más crudo de lo que pensaba, pero no es malo, eso hace que senpai se acerque…

- pon tus manos aquí - cojo sus manos y las pongo debajo de mi piyama, en mi pecho - están frías…

- mmhh…

- tu nariz también - me acerco y lo beso, ya no tengo miedo, no tengo que forzarlo, no tanto…

- mm… idiota, déjame…

Lo abraso, siento sus dedos apretando suavemente mi piel, sus manos se deslizan a mi espalda, senpai ahora me acaricia, esto es una caricia, verdad?

- senpai… podemos? - lo miró con temor, pero él con sus ojos entre abiertos y el ceño algo fruncido hace un pequeño puchero inconsciente.

- otra vez? Qué bestia eres… - susurra con un tono algo ronco por el sueño.

- lo siento - y lo beso otra vez, poniéndome encima, él es tan lindo, y es mío, y lo tengo aquí.

- ah, no, me duele…

- te duele?

- sí, eres un animal…

- … senpai… - vuelvo a besarlo, lo acaricio, siempre continúo, está bien, seré cuidadoso, no se lo haré tan fuerte, ya lo hicimos ayer, y creo que antes de ayer también pero, no puedo soportarlo, es tan hermoso, y lo tengo gusto aquí.

- nn… - beso su cuello, y una de sus manos acaricia mi cabello, es la caricia más intensa que últimamente puede darme, creo que le gusta mi cabello, antes, sólo en el momento de su orgasmo se aventuraba a tocarme, pero era casi sin darse cuenta, ahora, me acaricia el cabello apenas lo abraso. - ah! - abre las piernas y me pongo entre ellas, lo escucho bostezar, y un extraño escalofrío lo recorre. - Mori… tienes eso?

Lo miro, está sonrojado, me mira casi enojado, tan tímido aún ahora.

- ah, sí - se refiere al lubricante, ahora que lo hacemos “más seguido” compré un tubo para no lastimarlo, senpai lo ha agradecido a su manera. Pero ahora desvía la vista, por supuesto que aún lo avergüenza.

Estamos tapados por las frazadas, así que sacarnos la parte baja del piyama es un poco difícil, pero bastan unos movimientos con nuestras piernas y ya, ahora puedo usar el lubricante…

- ahh! Nn!! Au… - senpai se retuerce un tanto.

- duele? - no sé por qué me pongo yo mismo tan tímido ahora, es tan raro, porque quiero destrozarlo…

- claro que duele, idiota! No has parado en una semana.

¡De verdad? No puedo creerlo, siquiera puedo darme cuenta de cuánto deseo a senpai, de verdad… si fuera por mí creo que lo haríamos todo el tiempo, todo el tiempo.

- perdóname, es que yo te amo tanto - lo sigo besando, lo sigo acariciando, ya quiero estar dentro.

- ahg, lo sé… - senpai acaricia mi cabeza con tanta brusquedad, pero me gusta, creo que de verdad me gusta todo lo que viene de él, su dulzura, su vergüenza, su dolor.

Me mira extraño, como indagándome, ¿qué está pensando? A pesar que lo amo tanto nunca he estado seguro de lo que piensa, ahora mismo me ve enojado, sonrojado, excitado y avergonzado ¿qué significa?

- se-senpai… ya puedo?

- en verdad eres un pervertido, siempre teniéndola dura - wow, senpai es tan brusco que a veces habla algo sucio, pero que lo haga me gusta, que me trate mal me gusta…

- sí, lo siento… - y entro lentamente, mientras aprieto sus tetillas - ah… senpai…

- nn!! - se contrae - i-diota, mañana… cómo me levantaré?

- es sábado, puedes faltar… - comienzo a moverme lentamente, se siente tan bien, es como si toda mi existencia se hubiera resumido a esto, a este vaivén, a esta sensación, sí, yo de verdad nací para esto, para hacerlo con él.

- tonto… no es tan… fácil ¡ah! - no aguanté más y aceleré, maldición, dije que no se lo haría tan fuerte.

- senpai, bésame - lo beso como loco y él me responde, con una mano en mi cabello, la otra arañando mi espalda, siento cómo sus piernas se aferran a las mías, su cadera también se levanta, el sudor de su pecho se junta con el mío.

- ah, no… hace calor - tan pronto comenzamos a sofocarnos, lo hacemos demasiado fuerte.

- no senpai, es bueno, es bueno - ya no sé ni lo que digo, sólo quiero correrme con él, siento su pene erecto humedecer mi vientre, comienzo a masturbarlo.

- au! No, ah! M-me correré! - se retuerce más, habla en mi boca sin parar de besarme, tiene los ojos cerrados sumido en su propia sensación, puedo saborear el sudor de su cara, sentir lo caliente que está en mis labios.

- está bien, senpai. Dámelo… - quiero que se corra, quiero que se corra en mi mano, en mi vientre, en mi boca y en mi cara, pero qué puedo hacer? No puedo llevarlo a dónde quiero llevarlo, no puedo hacerle las cosas que quiero hacerle, no, sería demasiado, se asustaría, podría odiarme.

- nn… - tiembla aguantándose, de pronto me mira, con ojos llorosos, timidez y nerviosismo - y tú?... - nunca antes le había importado, esta dosis de sexo diario ha dado resultado.

Sonrío.

- ….senpai, puedo… probar algo? - es la excitación la que me aventura a preguntar.

- q-qué? - dejo de masturbarlo, senpai me mira extrañado.

- quiero que te corras diferente hoy… - qué estoy haciendo, me matará.

- ah?

Pero no lo dejo contestar, levanto mi cuerpo sin salirme de su interior, las frazadas caen y en un rápido movimiento me pongo en su espalda, detrás de él.

- ah! Qué haces idiota! No te muevas así! - tal parece que le dolió un poco, pero no importa, el dolor no es malo.

Y vuelvo a masturbarlo mientras mordisqueo su espalda, en esta postura es más fácil hacerlo, más efectivo.

- ah! Ahh! No! Mierda! - ya viene, tan rápido.

- te vas a correr senpai? - le pregunto oliendo su cabello, mordiendo su cuello más fuerte de lo que debería.

- au! Ah! Ya! Mori! - no para de gemir y retorcerse, a estirado sus manos como si quisiera huir pero no huye, frecciona una de sus piernas, animándome a completar mi fantasía.

- quiero que te corras, senpai, como un perro. - mi voz toma un todo que ni yo conocía.

- nnn!!! - tal vez me oiga, tal vez no, pero dejo su pene para tomar su pierna y levantarla del todo por debajo de la rodilla mientras lo golpeo por dentro lo más fuerte que pueda.

- ah! No! Qué?! Ahhhggg

- así, senpai, déjalo salir así… - casi no puedo hablar, es demasiado fuerte todo, demasiado intenso, demasiado bestial.

- no! No, Morinaga! Así no! Ah! Suéltame! Déjame! - senpai comienza a arañar el colchón como si quisiera escaparse, su espalda se yergue pero lo mantengo pegado a mi pecho con mi brazo libre, no puede huir, por más que pataleen tus piernas, por más que intentes contener tu semen. - no! De verdad! No quiero! No así! Por favor! Morinaga!!!!!

Lo hizo, lo botó todo así, como un perro, escucho su sollozo mientras yo mismo pierdo mi semen dentro de él, me apretó demasiado por su propio dolor, por su propia vergüenza. ¿Me odias, senpai? ¿Quieres lastimarme?

- senpai… - suelto su pierna levantada, ya está relajada, casi colgada sostenida por mí, lo volteo, me pongo sobre él y lo miro.

Una de sus manos tapan su rostro, la otra desfallecida está a su costado, siquiera trata de alejarme.

- senpai… yo te amo. - y lo beso. Es hermoso así, porque sé que no puede odiarme, o más que eso, que puede amarme a pesar de odiarme.

Siento su hipo en mis labios, sigue sollozando, pero su mano, la que tapaba su rostro se desliza a mi cabello, la otra toma mi cintura.

Nos miramos. Pero él desvía la mirada al momento.

Vuelvo a cubrirnos con las frazadas, como un secreto. Apago la luz de la lámpara y lo abraso, seguimos desnudos. Y apenas estamos a oscuras lo escucho.

- pero… debo limpiarme - senpai, en realidad nunca dejará de ser senpai.

- no, así estás bien.

- eres asqueroso.

- sí. - y lo beso, en la oscuridad senpai es más honesto, aprieta sus dedos en mis costillas, he notado que le gusta hacerlo. No me reprocha lo que hice y eso es peligroso, porque me anima a ir más y más lejos, más y más lejos, ¿hasta dónde? Tengo miedo de seguir jugando a esto, jugar a ver cuán lejos puedo llegar antes que empiece a odiarme. - ¿me odias, senpai?

Un momento de silencio, no sé cuánto tiempo.

- un poco. - y me besa, senpai me besa, sus besos son tan tiernos, tan tímidos, como un niño. Y su mano revuelve mi cabello, y yo destrozo ese dulce beso con mi boca asesina, devoradora.

- sí, senpai, rómpeme.

fin

Ya saben, comentarios, cartas de muerte, etc. Aquí abajo, o en el cuadro de chat o a mi correo: shicakane@hotmail.com

Siempre es un disfrute leer sus opiniones n,n/

7 comentarios:

akary dijo...

quiero mas!!!! haz una continuacion del fic plisss o mas oneshot XD
me gusto mucho

Marisa Morales Diaz dijo...

Oh my God!!! lo ame. Es sensual, es pervertido, es tierno, es brutal, todo al mismo tiempo <3 te adoro :D

Miss C.H dijo...

Madre de Dios, MADRE DE DIOS. Mafer, creo que cada vez que recomiendo tu fic lo digo, eres total, escribes magnifico, es tan real que duele. Solo puedo decir ¡muchas gracias!

Naomi Soto dijo...

Dios este one-shot me dejo mis mejillas sonrojaditas, eres mi diosa!! me encanta como escribes XD yo quiero muchos one-shot mas XD
Mafer vamos sigue haciendo ese libro más grande yo lo quiero (*o*)/
Gracias por tu trabajo :)

katy dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
fanatla dijo...

Un fic sado-maso... wow, que intensidad.... no sé, me gustó el fic en sí pero no me gustó que Mori hiciera llorar a senpai.
En fin... leeré todos tus fics.

Paola Mendoza dijo...

Me encantó!!! Es tan excitante :3
Últimamente me ha dado por leer muchos fics de esta parejita con la que he empezado a proyectarme ... Más que nada por Morinaga. *-*