Fanfic Koi Suru Bou Kun

Proyecto Challengers!

lunes, 29 de octubre de 2018

Jesús y el Cristo del Elqui de Edmanuel Ferreira Mondaca



Jesús y el Cristo del Elqui
Edmanuel Ferreira Mondaca


Lectura regional de Coquimbo ¿conocían a este personaje? Es de los años 30 y 40, un hombre que transmitía el mensaje de Jesús de una manera bastante peculiar, no era cura ni pastor, más bien vestía con una ropa humilde, tenía una gran barba y las uñas sin cortar; así movió masas a lo largo de Chile e incluso de manera internacional, fue perseguido por la policía y los grupos eclesiásticos de poder de Chile y preso más de una vez.


            Lo interesante de este pequeño libro es su comparación de este Cristo del Elqui con la figura de Jesús, de esta manera a través del paralelismo se van contrastando mutuamente referido a diversos temas, desde su nacimiento, enseñanzas, milagros y muerte entre muchas más.

            Un libro que me gustó mucho porque es regional y tiene una base histórica interesante, no conocía este personaje y sería bueno que no se olvidara. Además que nos dan datos referidos de Jesús que no se conocían, encontrados en textos apócrifos que no conocía.

            Finalmente además de la recomendación me gustaría compartir con ustedes una enseñanza fundamental del llamado Cristo del Elqui: él nunca se consideró un mesías como Jesús, solo transmitía su mensaje (¿de alucinaciones?) que eran esenciales en relación con éste último, es decir, una vida de humildad, entrega, fé y respeto a los demás y a la naturaleza, muy contrario a la evolución que ha tenido la iglesia como institución ¿verdad?


Nota: libro sacado de la biblioteca regional, en el 4° piso está la sección regional, véanla es genial.

¡Comentarios se agradecen!

Historias de Cronopios y Famas de Julio Cortázar


Historias de Cronopios y Famas
Julio Cortázar


Es difícil en la literatura, concretamente en el género narrativo, encontrar ejemplos de mundo absurdo, no es como en el teatro en que existe toda una corriente contemporánea que la explota, al contrario en el relato propiamente tal no hay taaaantos ejemplos.


            Es por eso que Historias de Cronopios y Famas fue un grato descubrimiento, especialmente acompañado de la lectura de Rayuela, ya leída la “primera versión”, pendiente la segunda.


            Pero para muchos imagino que este libro fue más de un dolor de cabeza, ¿qué se fumó este? Habrán pensado varios, dado que las cortas historias, microrelatos si se quiere, no tienen ni pies ni cabeza, entre extraños instructivos para subir escaleras (en serio) hasta extrañas descripciones cotidianas de personajes que nunca te explican cómo son o incluso qué son: los cronopios, las famas y las esperanzas; pero imaginamos que son seres humanos, al menos un poco.


            Creo que si te gusta esa sensación en que te explota la cabeza leyendo, o disfrutas de la sensación de confusión al leer, disfrutarás estos relatos, eso sí, no lo consideres representante de Cortázar, en ese caso mejor lee los cuentos, pero si quieres un desafío loco, literalmente loco y absurdo, lee estos.

            Ahora bien (y aprovechando los microrelatos) la mejor manera de mostrar cómo son estos textos es mostrar alguno directamente.


INSTRUCCIONES PARA LLORAR

Dejando de lado los motivos, atengámonos a la manera correcta de llorar, entendiendo por esto un llanto que no ingrese en el escándalo, ni que insulte a la sonrisa con su paralela y torpe semejanza. El llanto medio u ordinario consiste en una contracción general del rostro y un sonido espasmódico acompañado de lágrimas y mocos, estos últimos al final, pues el llanto se acaba en el momento en que uno se suena enérgicamente. Para llorar, dirija la imaginación hacia usted mismo, y si esto le resulta imposible por haber contraído el hábito de creer en el mundo exterior, piense en un pato cubierto de hormigas o en esos golfos del estrecho de Magallanes en los que no entra nadie, nunca.

Llegado el llanto, se tapará con decoro el rostro usando ambas manos con la palma hacia adentro. Los niños llorarán con la manga del saco contra la cara, y de preferencia en un rincón del cuarto. Duración media del llanto, tres minutos.

HAGA COMO SI ESTUVIERA EN SU CASA

Una esperanza se hizo una casa y le puso una baldosa que decía: Bienvenidos los que llegan a este hogar.

Un fama se hizo una casa y no le puso mayormente baldosas.

Un cronopio se hizo una casa y siguiendo la costumbre puso en el porche diversas baldosas que compró o hizo fabricar. Las baldosas estaban colocadas de manera que se las pudiera leer en orden. La primera decía: Bienvenidos los que llegan a este hogar. La segunda decía: La casa es chica, pero el corazón es grande. La tercera decía: La presencia del huésped es suave como el césped. La cuarta decía: Somos pobres de verdad, pero no de voluntad. La quinta decía: Este cartel anula todos los anteriores. Rajá, perro.

TELEGRAMAS

Una esperanza cambió con su hermana los siguientes telegramas, de Ramos Mejia a Viedma:

OLVIDASTE SEPIA CANARIO. ESTÚPIDA. INÉS.

ESTÚPIDA VOS. TENGO REPUESTO. EMMA.

Tres telegramas de cronopios: INESPERADAMENTE EQUIVOCADO DE TREN EN LUGAR 7.12 TOMÉ 8.24 ESTOY EN SITIO RARO. HOMBRES SINIESTROS CUENTAN ESTAMPILLAS. LUGAR ALTAMENTE LÚGUBRE. NO CREO APRUEBEN TELEGRAMA. PROBABLEMENTE CAERÉ ENFERMO. TE DIJE QUE DEBÍA TRAER BOLSA AGUA CALIENTE. MUY DEPRIMIDO SIÉNTOME ESCALÓN ESPERAR TREN VUELTA.

ARTURO.

¿Qué opinan? ¡Comentarios se agradecen!

Nota de la edición:

Este libro es de la colección de la bencinera Copec “Vivaleer”, una iniciativa que me ha gustado mucho dado que vende buenos títulos en buena calidad y excelentes precios en este país tan caro, especialmente los libros. Muy recomendado! Solo 3 lukas.

Malala de Adriana Carranca


Malala
La niña que quería ir a la escuela
Adriana Carranca
(2015)




Me encantan estos libros para niños, me encanta cómo unen la novela y las ilustraciones; además, creo que me recuerdan a los libros que leía de niña, cuando me terminé todos los de la sección infantil de la biblioteca de mi escuela.


            Este simpático libro nos relata la visita de la autora, periodista, al valle de Swat donde ocurrió el atentado de Malala, que de hecho hizo poco después de este, aunque el libro como tal fue publicado en 2015. Tiene entrevista, relato y sección de fotografías, y a pesar de ser para niños y niñas no censura detalles de lo ocurrido, ayudando a entender el conflicto palestino y la importancia del personaje de Malala en búsqueda de la educación para las niñas.

            También cabe mencionar el vocabulario a pie de página de conceptos de la cultura del valle o del islam, que no están de más incluso para los adultos.


            Qué agradable son estas lecturas, con sus ilustraciones jugando con la fotografía real y el 2D, crea un buen efecto y es muy recomendado sea por contenido o por lo visual a niños y niñas jóvenes, para que puedan comprender de a poco este tipo de historias biográficas y contingentes hasta hoy.



¡Comentarios se agradecen!
          

sábado, 6 de octubre de 2018

Freechildren tira

Aquí una tira que traduje para ustedes, visiten la página original.

jueves, 4 de octubre de 2018

Un texto que encontré en la calle



Un texto que encontré en la calle
Autor desconocido


No, en serio, esta entrada se trata de un texto que encontré tirado en la calle, en pleno cemento y yo de curiosa lo recogí. Está compuesto de 5 páginas tamaño ofice y mecanografiadas por un solo lado.

           Personalmente creo que fue hecho por algún loco, alguien con esquizofrenia o algo así dado su contenido y redacción, además de las ilusas faltas de ortografía. (Sin olvidar algo de suciedad).

Básicamente son ideas para el gobierno, formas de manejar la economía y el trabajo en la vida de los chilenos. Lo curioso es que se repite varias veces y las ideas son bueno, extrañas.
    
Habla sobre trabajar 4 días a la semana, e incluso da ideas de los horarios. Da ideas de cómo crear mayor empleo y cómo los impuestos y bonos pueden ayudar a la economía, limitando las empresas y el consumo.

Lo extraño es que eso que resumí en un par de líneas el texto lo repite una y otra vez, dando diferentes detalles o repitiendo básicamente lo mismo sin parar. Lo más raro en realidad es la sección en que se refiere a la menstruación femenina, diciendo que si las mujeres se abrigan bien no tendrán menstruación y dando una lista de ciertos alimentos para consumir y tener mejor salud.

Sí, alguna falla mental debió tener esta persona ¿pero quién es? ¿Cómo llegó ese papel a la calle? Y lo más curioso ¿por qué lo leí? Bueno, qué puedo decir, yo igual estoy un poco loco.

Dejo fotografías.

¿Qué opinan?
¡Comentarios se agradecen!






Los libros de Malala Yousafzai


Malala, mi historia (2015)
Mala Yousafzai y Patricia Mccormick


(Las fotos son del primer libro porque ambos son de la biblioteca y me tocó devolver el segundo; excepto la portada del segundo que es de internet).

Este personaje siempre me llamó la atención pero no había tenido la oportunidad de acceder a uno de sus libros (tiene una fuerte presencia en librerías pero yo siempre compro otras cosas) pero a raíz de que estaba en la Biblioteca Municipal Gabriela Mistral pues aproveché de sacarlo prestado.


            La presente edición es su historia desde un lenguaje y estilo más jovial pues precisamente está orientado a este público más joven, con el fin de transmitir su experiencia de vida y su mensaje a todo el mundo.

            Mala es una joven que ya va por los 20 años pero que empezó a tomar relevancia desde que tenía 11 como activista por la educación de las niñas en Pakistán, que es otro asunto complejo de abordar, nunca he logrado sentir que entiendo del todo el conflicto de medio oriente y aunque leí este libro no significa que esté conforme (espero a futuro leer un libro que explore de manera objetiva ese asunto). El caso es que la joven Malala se vio envuelta junto con su familia y su pueblo Swat en plena guerra de los Talibanes v/s el mismo gobierno de Pakistán por el control del territorio.



            Los talibanes para explicarlo en pocas palabras son un movimiento islámico extremista, por lo que prohíbe la televisión, todo producto occidental, entre otras cosas, especialmente limitando mucho la vida de las mujeres, lo más drástico: prohibir su educación, junto con el no poder salir de casa y taparse completamente (literal).


            Siendo Malala una joven estudiante, y considerando que su propio padre era director de colegios tanto para hombres como para mujeres, poco a poco comenzó a hacer discursos y participar en diferentes paneles y debates, junto con reportajes y documentales extranjeros, el más conocido: Class Dismissed in Swat Valley de parte del Time.


            Gracias a esto Malala se hizo muy conocida y también pudo difundir la difícil situación por la que pasaba Swat por los talibanes en un momento muy crítico en que ya se estaban tomando la ciudad, matando gente en la plaza pública y asesinando a otros como actos terroristas, como también haciendo explotar escuelas como otros edificios públicos. Pero aun así Malala continúo en sus protestas hasta que finalmente a la edad de 14 años recibió 3 disparos en su bus escolar por parte de los talibanes.


            Malala sobrevivió y se erradicó en Inglaterra dado que es aún objetivo de los talibanes que actualmente gobienan Pakistán, pero continúa se activismo a favor de la educación de las niñas a través de su fundación y diferentes papeles que ha tenido incluso dando un discurso en la ONG y ser la persona más joven al obtener el premio novel de la paz en el 2014 a la edad de 17 años.


            Todo esto es contado a través de su voz en el presente libro que lo recomiendo, mucho más que nada para poder enterarnos bien de la realidad de medio oriente, que está tan lejos pero que necesita ayuda.


Nota: ahora leeré su primer libro Yo soy Malala que fue publicado el 2013 para compararlos.

Actualización
¡Ya lo leí, jaja!
Yo soy Malala (2013)
Mala Yousafzai y Christina Lamb


Ojo que es este el que se publicó primero, pero preferí escribir las entradas según los iba leyendo, de hecho había planeado escribir otra entrada específica para este libro pero en realidad se parecen bastante (como se pudo sospechar) así que preferí ponerlo como un extra.

            En sí este libro relata la misma historia del segundo, la vida de Malala escrita en primera persona pero con mayor detalle histórico de lo que pasaba en Pakistán desde antes que ella naciera a través de la vida de su padre, hechos que no aparecen en el segundo libro. Por tanto, conseguimos una visión un tanto más objetiva (no del todo por supuesto, sería casi imposible) con toques históricos y periodísticos, fuera de hecho en realidad relata casi lo mismo que el segundo libro. Para que se hagan una idea, el primero tiene 100 páginas más e incluso más fotografías que el segundo, esas 100 páginas es la historia de su padre y de la historia (y su política) de Pakistán en esos años hasta el presente.


            Si los comparamos se nota (como lo reconoce el segundo libro) que el del 2015 está más orientado a los jóvenes con un lenguaje un tanto más amable, no tantos detaller históricos y concentrándose más en la figura de Malala que en la de su padre o el resto de su familia.

            Depende entonces de la edad la recomendación, si quieres algo más liviano lee lo del 2015, si quieres algo más completo lee lo del 2015.


Nota 2: ¿Saben qué quiero leer ahora? Malala, el cuento para niños jeje. También recomiendo documentales respecto a su persona, hay un montón, desde el primero que protagonizó de parte del Times hasta los últimos cuando ya fue figura pública y política.

¡Comentarios se agradecen!

Un gato mirón de Julián González Reyes



Un gato mirón
Crónicas serenenses II (2007)
Julián González Reyes


Segundo libro de esta trilogía de crónicas, esta vez escrita 10 años después del primero   De día beato, de noche gato (1997), sin embargo, este libro va más allá que un compilado de crónicas como puede pensarse de su primer libro. Y es que esta vez la intencionalidad del autor demuestra una transversalidad de temas expuestos de una manera literaria y a la vez filosófica, es decir, va más allá de la crónica histórica o crónica urbana propia del periodismo.


            Podemos observar así una evolución de sus escritos, demostrando una postura ya formada respecto a diferentes temas, especialmente apuntada a lo latinoamericanista, la exaltación de lo regional (la IV región específicamente) y una voluntad emancipacionista frente a varios tópicos sociales como la enajenación de la modernidad o el capitalismo. Sin dejar de paso una postura ecológica que roza a lo místico influenciado quizás por el hermoso Valle del Elqui de nuestra región.


            No debemos olvidarnos de que el autor es primeramente sociólogo, pero en el momento en que se escribió este segundo libro ya se había adentrado hace mucho en el plano de la literatura aplicando diferentes recursos de producción retóricos y estéticos; además del filosófico, camino necesario para producir cualquier crítica consiente, que es lo esencial que hace el autor. Sin dejar de agregar incluso una dosis de humor y picardía.

            Es así como ya tenemos una conceptualización de su postura: Sociología existencial, que comienza como una reflexión hacia la sociedad y sus tópicos pero termina siendo una crítica existencial sobre el ser humano, esencialmente sobre el vivir.


Es así como nos sorprendemos con una primera sección titulada PERSONALES, denotando ya un tono más íntimo del autor respecto a sus propios escritos y reflexiones, siguiendo la sección de SOCIALES, FUTURO Y MANIFIESTO, ésta última en particular defiende la necesidad de la sociología y el complejo conflicto personal del autor con la postmodernidad.



            Además de esto, las crónicas van acompañadas de diferentes fotografías que harán perdurar (y que por eso comparto aquí en formato digital) la historia serenense, como la inauguración de la población Oscar Praguer donde vivo (y vive el autor) actualmente, del barrio Capuchinos, el antiguo Mercado Municipal en el que ahora está la icónica Recova, o el Teatro Nacional ya destruido de La Serena, entre otras fotografías.


            Y lo más interesante para muchos, quizás por su nivel de intimidad, reflexión libre y hasta confesión es su epílogo: SCANER. Una pequeña autobibliografía del autor, en que nos cuenta, no de manera sistemática sino más bien honesta, desde su nacimiento hasta su edad actual (en esos años). Pero no es su vida lo que íntimamente nos comparte, sino que son sus reflexiones despertadas con cada relato el que nos envuelve; dado que no hay mayor interés para un lector que la reflexión ligada a lo real, y eso lo he aprendido en la pedagogía, si enseñas desde la teoría no llegarás a lo significativo pero si enseñas desde la cotidianidad usando la misma vida, la vida real, podrás llegar mejor a los estudiantes y a los lectores en este caso. Si el autor nos relata un evento que vivió cuando tenía 14 años y jugaba en un centro recreativo que llegaba para instalarse 3 meses, y ahí por primera vez escuchó a los Beatles, llegará con mayor fuerza a los lectores, porque lo leeremos valorando el hecho de que el mismo autor nos comparta sus recuerdos, un pedacito de su vida en el relato.

            Finalmente, solo me queda mencionar algunas de sus crónicas con la intención de presentar una panorámica del tipo surtido de textos que encontramos en el libro, por ejemplo: respecto al aluvión que hubo en la región el año 1957, de los baños termales de El Toro, del antiguo barrio de Los Capuchinos, del club de futbol de La Serena de aquellos años, etc. (pondré fotografías del índice para que vean la lista). Especialmente me gustó mucho una crónica que recuerda que antiguamente en esta (mi) población habían muchísimos eucaliptos, que en la fotografía de inauguración se aprecian, y que fueron talados siguiendo la línea del progreso, en esos años en que la población misma era el límite de la ciudad, lo cual me parece increíble ahora. Como también Religión tecnológica o Los jóvenes siempre, que entre otros textos, tiene una visión más crítica y existencial, más que histórica y convencional.



            Esperamos leer el siguiente y último libro de esta trilogía de crónicas: Un gato serenense (2010), el cual tendrá también su propia entrada al blog, y posteriormente también me gustaría hacer otra más comparando las tres crónicas mismas. Sería genial.

¡Comentarios se agradecen!