Fanfic Koi Suru Bou Kun

Proyecto Challengers!

miércoles, 9 de mayo de 2018

Déjame que te llame de Pía Prado Bley (Cómic chileno)


Déjame que te llame

Pía Prado Bley


Hola chicos y chicas, no suelo hacer en el blog muchas entradas de cómics porque honestamente no siento que sean mi fuerte, sin embargo una de mis aficiones además de la literatura son las novelas gráficas, mangas e historietas de todo tipo (incluso webcomics) por lo que me animaré a hacer entrada de cosillas que llegan a mis manos.

Este cómics por ejemplo, lo compré en la comicon de Santiago hace unos años, lo que más disfruto de esos eventos es comprar producción nacional sea literatura o historietas por lo que lo compré en seguida.


En sí este cómic me gustó tanto porque ¡de hecho es muy chileno! Siempre se critica a los ilustradores que sus trabajos son muy extranjerizados, sea para Japón con el manga o muy gringo a lo DC o MARVEL, pero en este caso si bien el estilo nota una influencia en el manga japonés la historia, el lenguaje, las situaciones y los nombres son muy chilenos y eso me encantó. De hecho los protagonistas se llaman Francisco y Sebastián, uno universitario y otro trabajador part time, que se conocen en una situación muy chilensis: en una micro cuando el Seba canta la cueca La consentida ¿qué más chileno que eso? Incluso a lo largo del cómic por ahí aparece jerga y hasta garabato lo cual te hace sentir más cercano a ellos y, hay que admitirlo, lo hace muy gracioso; como la vez que Pancho le hace notar a Seba que pronuncia muy flaite el shhh, solo los chilenos entenderán xD. Además que se agradece que se escriban y dibujen situaciones más allá de los típicos colegiales.

Y olvidé mencionarlo, es yaoi. Yaoi chileno, qué genial.

Finalmente comentarles que me puse en contacto con la dibujante para pedirle permiso para escribir esta entrada, por favor si tienen la oportunidad de ver su obra denle una oportunidad, es muy buena y la recomiendo.

¡Comenten!


Aquí sus enlaces para que la busquen u,n

Piaprado.tumblr.com

Twitter.com/torredebabel

Facebook.com/piapbb

Piapupu.deviantart.com


  
¡Comenten! <3 o:p="">

miércoles, 11 de abril de 2018

Haikus Clásicos La mejor poesía japonesa




Los haikus son un tipo de construcción literaria japonesa tradicional, la más reconocida aunque hay más. Debemos recordar además, que los japoneses al igual que los españoles e ingleses hacen conteos de sílabas en su poesía (métrica) particularmente en japonés esto ocurre porque a diferencia del español y el inglés, el nihongo usa silabario, no abecedario, es de decir, si se quiere escribir MA, nosotros juntamos la M con la A, pero en japonés solo un caligrama representa la MA (). Esto significa también que mientras nuestro abecedario posea 27 letras, el hiragana posee 46 caracteres.


            De algo que me ayude el curso de japonés que estoy tomando. El caso es que en esta poesía tradicional es muy importante que se siga la estructura de 3 versos, con un conteo de sílabas de 5, 7 y 5, que sumarán 17 versos, sin rima. Como pueden suponer son poemas muy cortos y traducirlos a otro idioma debe ser jodido (especialmente por los kanjis y su evolución en el tiempo), aunque según yo todas las traducciones de poemas deben ser el trabajo más difícil del mundo.


            Ahora ¿cómo un poema tan corto puede significar tanto? ¿Cómo interpretarlo? Creo que el primer paso es considerar los haikus como la mayor representación de la cultura japonesa (no necesariamente tradicional) después de la imagen de una geisha tocando el shamisen. Lo que expresan los haikus son imágenes o sentimientos tan esenciales que reflejan una profundidad existencial muy fuerte, sea paisajista o emocional, que te llama a la muerte, a lo banal o al amor.

Viento de otoño.
Una puerta se abre,
surge un grito agudo.

Bashoo

Este por ejemplo es terrorífico.

Hasta mi puerta de cañas
el viento arrastra
hojas de té.

Bashoo

Este último se puede considerar banal, cotidiano y hasta melancólico. Con elementos representativos de la cultura japonesa por supuesto.


            Por todo este peso muy paisajista y natural que tienen los haikus, el libro que yo poseo pesa bastante porque cada haiku está acompañado de elementos fotográficos, como ayuda a su interpretación. Aunque eso ayude, se extraña más una edición con los kanjis originales y su lectura en romaji, pero pronto espero tener un libro así de avanzado.


            Y a propósito de kanjis, hay que considerar la evolución del idioma japonés a lo largo de estos siglos, por lo que la traducción será muy difícil desde el japonés, mi sueño es llegar a ese nivel de conocimiento.

            Respecto a esta edición, se trató en lo posible representar los haikus clásicos, es decir que haikus modernos no van a haber en este libro, más bien se presenta un buen estudio preliminar de no menos de 50 páginas para acercarse a la complejidad del haiku, tras un compilado de diferentes autores, Bachoo, es más reconocido, seguido de Buson, Issa y Shiki. El más antiguo es Bashoo comenzando con poemas del 1644. ¡Cuánta evolución habrá tenido!

            Referente a su influencia en Hispanoamérica, cabe mencionar que no son pocos los autores de habla hispana que se han aventurado a hacer haikus (como el microcuento de la narrativa), el más reconocido ha sido Benedetti, pero antes de leerlo a él sigo profundizando en el haiku clásico.

Recomendación

Creo que es un buen paso para continuar con las lecturas literarias japonesas, la poesía siempre es difícil y los haikus creo que también, pero la mejor forma de leerlos (mi recomendación) es liberar tu mente, leerlos con calma, y al terminar uno tomarse un tiempo para visualizarlos e interpretarlos con la simpleza paisajista que lo envuelve. No esperen hacer un análisis interpretativo majestuoso, solo disfrútenlo, que los académicos sufran con eso jaja ustedes sean lectores en busca del placer literario, es lo hermoso del arte, uno no lo ataja nunca del todo.


Reflexión

Cierro con un intento de haiku:

¿Haiku a poesía
como el microcuento
a narrativa?

Mafer

jueves, 4 de enero de 2018

Lista de libros leídos 2017


¡Felices fiestas! Cerramos el año 2017 con unas lecturas fructíferas, mucho periodismo y testimonio, además de literatura japonesa, sin contar algunos libros de literatura ligera y gustosa.

            Espero que hayan disfrutado las entradas de este año, estamos trabajando para dar el salto a youtube esperando con ello ampliar la difusión del gusto y la crítica a mis lecturas ¿funcionará?

Lista de libros leídos 2017

1. Solos en la noche – Rodrigo Fluxá.

2. El pato salvaje- Henrik Ibsen.

3. País de nieve – Yasunari Kawabata.

4. Harry Potter y la piedra filosofal – J. K. Rowling.

5. Historia secreta de Chile 2 – Jorge Baradit.

6. El Tila: un psicópata al acecho – Cristino, Rosales, Varela y Zunino.

7. Prisionero del Tawantisuyu – Alfredo Guerrero.

8. Joni – Joni Eareck Son Tada.

9. Harry Potter y la cámara de los secretos - J. K. Rowling.

10. Adios mariquita linda – Pedro Lemebel.

11. Harry Potter y el prisionero de Azkabán - J. K. Rowling.

12. El gato que venía del cielo – Takashi Hiraide.

13. Poetas malditos – Baudelaire, Rimbaud, Poe, Verlaine, Mallarmé y Villón.

14. Juan Salvador gaviota – Richard Bach.

15. Un mundo feliz – Aldous Huxley.

16. Copiapó en 133 palabras – L.S.C. Copiapó

17. ¿Por qué tener hijos? – Jessica Valenti.

18. La granja de los animales – George Orwell.

19. Mi infierno en el SENAME – Édison Llanos.

20. Cuentos de amor – Junichiro Tanizaki.

21. Hacia rutas salvajes – Jon Krakauer.

22. Un hijo no puede morir  - Susana Roccatagiata.

Recuerden que la mayoría de libros de esta lista tienen su entrada en el blog, si te interesó alguno no dudes en buscar su link!


¡Comenten, espero leerlos!

Un hijo no puede morir de Susana Roccatagliata


El libro.

Este libro se editó el año 2000, hace casi ya 18 años, mucho tiempo, yo habré tenido menos de 15 años la primera vez que leí sobre este libro en un apartado de una revista que me gustaba hojear para enterarme de libros interesantes (era una joven algo inquisitiva parece porque no recuerdo mucho) pero nunca pude olvidar este libro y pasando los años lo tenía presente para comprar ya sea por internet o físico si es que lograba encontrarlo, y lo encontré, 18 años después lo encuentro en una feria e inmediatamente lo compro, lo leí en una noche, literalmente una noche entera.


La autora.

Susana Roccatagliata es descendiente de abuelos italianos inmigrantes que buscaban oportunidades en Chile tras la primera guerra mundial, periodista y cara de la televisión (que yo no recuerdo porque era muy chica o ya no veía t.v.), en el año 1986 su estable vida da un giro cuando su hijo Francisco, que le faltaba muy poco para cumplir los 5 años muere tras un procedimiento médico, es entonces cuando funda Renacer, una agrupación para padres en duelo inspirada en otras organizaciones de ese tipo a lo ancho del mundo. El año 2000 escribe este libro (cuando su proceso de duelo está superado) tomando su propio testimonio y el de otros padres de su organización para dar apoyo y consejo a otros padres en duelo y a personas que quieren darle apoyo a un amigo que está pasando por esto y no saben cómo, también aprovecha de promocionar unos interesantes proyectos de ley a favor de los padres en duelo, e incluso tiene una lista practica de lo que ayuda al proceso de duelo y lo que no al final del libro.


El caso.

En el año 1986 se dirige con su hijo Francisco a que le hagan un procedimiento ambulatorio, una especie de radiografía en que iba a ser necesario inyectarle un líquido de contraste tras una anestesia. Francisco siempre fue un tanto alérgico, había tenido alergia alimenticia a la leche desde que había nacido, y eso explicaría que haya tenido un shock anafiláctico a causa del líquido de contraste, un hecho extremadamente raro pero posible y que terminó con la vida del pequeño niño que a pesar de los esfuerzos del equipo médico no pudieron reanimarlo.

            Hubo algunas irregularidades en el procedimiento, el médico de cabecera se fue dejando al resto del equipo realizar el examen, no sabremos si eso habría significado una diferencia. Tampoco hubo buen tacto en el momento del hecho mismo en la clínica ni posterior, pero ¿quién sabe cómo reaccionar en un momento así? La autora solo se percató que algo iba mal al notar demasiado movimiento, se alertó finalmente cuando vio a una enfermera salir llorando del pabellón, ella la sostiene y le pregunta qué ha pasado, pero ella no es capaz de decirle nada. Entonces entra y encuentra a su hijo muerto y solo en la camilla, esto porque el equipo había salido, para notificar, para huir de la situación, o anda a saber. El caso es que ella encontró a su hijo muerto e hinchado por el shock solo y fue un momento muy traumático. Al rato mandaron a un cura pero éste al verla así prefirió dejarla sola, luego fueron a darle unos calmantes que rechazó con violencia.

            Finalmente llegaron más familiares y ella pudo hablar con el médico en jefe de la clínica quien le explicó que el caso fue muy raro, “Uno en un millón” más que consolar a la madre la hizo sentir peor, su hijo se había transformado en una estadística. Siquiera le ofrecieron un teléfono, así que ella salió a llamar a su madre a un teléfono público. No se tomaron acciones legales.


El duelo.

Todo proceso de duelo es diferente, depende del tipo de pérdida  (la de un hijo en este caso) y del tipo de persona que está en duelo, es decir, que todos serán diferentes pero básicamente recorren los siguientes procesos: el primero de shock e incredulidad, el segundo el de tomar conciencia de la pérdida en el sentido de la ausencia; el tercero es un periodo de desorganización, desesperación y aislamiento en que la persona solo quiere estar con su propio dolor; y la última etapa es la aceptación, pero no desde la resignación sino desde el renacimiento de uno mismo, vivir con ello, superarse aunque no se olvide nunca al hijo perdido.

            Esto es solo una visión panorámica del proceso de duelo en los padres, hay que considerar como dije anteriormente que depende mucho de la persona, algunas viven más una etapa que otra, como también hay procesos de duelo que nunca cierran y eso es un duelo complicado u anormal; en el libro hay una lista para reconocer si una persona puede pasar por un duelo complicado, además que siempre se anima al apoyo profesional sea cual sea el caso.


Demás casos.

Así como depende del tipo de duelo y de la persona propiamente tal para vivir diferentes procesos de duelos, también dentro de duelo por pérdida de un hijo hay diferentes casos, en el libro además del caso de Francisco que fue una negligencia médica, se atestigua un caso de muerte por enfermedad terminal a causa del cáncer de una pequeña niña, por accidente de automóvil de un joven, de inmersión de un pequeño niño, por homicidio (muy complejo no solo por ser un niño si no porque el hecho se convierte en público y judicial), por suicidio y la muerte del hijo único.


Más allá de los padres.

Hay que agregar que hay una sección especial que toma el duelo desde los demás integrantes de la familia, estos son testimonios de parte de los abuelos (a los que les afecta doblemente por el sufrimiento de sus propios hijos, además de enfrentarse a la desilusión de la discontinuidad de su legado), de los hermanos (que viven con la consecuencia de la sobreprotección posterior de los padres sobre ellos, y la cruda conciencia temprana de la muerte) y de los tíos, entre otros.  


La fe.

Era esperable que un libro que trate sobre duelo debía tomar el tema de la fe y la religión, como el otro libro que leí este año de superación personal de Joni (la chica que quedó parapléjica después de un accidente, hay una entrada en el blog por si les interesa).

            Yo como atea respeto que las personas tomen la religión como apoyo porque como atea es así cómo lo entiendo, mi empatía lamentablemente es limitada en ese sentido.

            Hay una sección dedicada a esto en el libro. Es un camino recomendable junto con el tratamiento profesional para llevar el luto. Además que paralelamente se revela que es muy común que precisamente por la muerte de un hijo muchas personas terminan alejándose de la religión y con recelo a dios.


Proyectos de ley.

Otro punto interesante del libro, es que su autora aprovecha de promocionar unos proyectos de ley de la agrupación Renacer, el primero es una modificación al Código del Trabajo para los padres que hayan perdido un hijo menor a 18 años, se les amplié si permiso de duelo de 10 días, no 1 como es actualmente. Además de solicitar un fuero laboral de seis meses, esto para que no puedan despedir a padres que hayan perdido un hijo, dado que el shock y el mismo proceso de duelo significa muchas veces problemas laborales y un despido y consiguiente desempleo solo empeora la situación.

            Ahora, si bien estuve en contacto con Renacer para enterarme del proceso de estos proyectos, no obtuve respuesta, e internet no ayudó demasiado. Encontré una tesis de la Universidad Académica sobre el duelo parental que trabajó junto con Renacer, de la alumna Daniela Concha (2008), en ella se informa que un grupo de diputados de diferentes partidos de izquierda eran los responsables de llevar este proyecto de ampliación de días por duelo, y un fuero laboral de 8 meses, además de modificaciones respecto a las isapres.

            Además de esto, ayer mismo se promulgó la Ley Sanna que garantiza el acompañamiento justificado de padres a sus hijos con enfermedades graves, como cáncer terminal, un caso recurrente en el duelo parental.

            Del proceso de los demás proyectos tendré que mantener mi investigación en pie.


Mi problema.

Aquí va un tema delicado y probablemente un poco estúpido de mi parte, pero además de todo el respeto que tengo para el libro, su autora, y los involucrados en los demás testimonios, me costó un tanto empatizar del todo porque son muy ABC1 o clase alta xD no es por una discriminación clasista ni resentimiento social (creo xD) pero es que me cuesta empatizar simplemente, de hecho el testimonio que más me conmovió fue precisamente el de un caballero humilde (el único así en el libro) al que se le murió su hijo y no tenía mucho dinero, el trato que le dieron fue definitivamente diferente comparado a los demás padres, a él le dijeron directamente que era mejor que su hijo muriera porque si hubiera sobrevivido no podrían costear los gastos, también tuvieron problemas con comprar un ataúd y un espacio en el cementerio, etc. cosas que a mi parecer son incluso más realistas, versus demás testimonios donde los padres estaban en clínicas, con mausoleo familiar y con viajes a cabañas al extranjero para vivir su luto. Incluso recuerdo el testimonio de una madre que había perdido a su hija por el cáncer, y ella misma reconocía la pena de los demás padres que no tenían dinero para el tratamiento de sus hijos a diferencia de ella.

            En fin, es solo algo que me pasó con el libro, no digo que un luto tenga más “calidad” que otro, todos son diferentes y eso mismo enseña el libro, pero fue algo que me pasó y ya está.


Valoración y recomendación.

A pesar de lo comentado anteriormente el libro me gustó mucho, está muy bien hecho y se recomienda su lectura a todo el mundo, no solo a los padres que hayan perdido un hijo sino a todos para que aprendamos a valorar la vida y su fragilidad, y también para aprender cómo relacionarnos con la muerte y con gente en proceso de luto.

            El libro critica mucho el cómo vivimos la muerte como tabú y nos enseña cómo explicarlo a los niños, lo cual es un hecho muy complejo dado que ellos son literales y muchas veces los adultos no sabemos cómo explicárselos. Frases como “está en el cielo” o “está dormido” no funcionan con los niños y solo trae confusión, hay que ser directo, “su cuerpo dejó de funcionar” es la mejor forma de explicarlo a un niño, no hay que ocultar el llanto frente a él, y hay que vivir el proceso de duelo con él y no aislarlo pensando que es para mejor. Por supuesto es un tema muy interesante.

            En fin, valoremos la vida y vivamos los procesos de la mejor manera posible.




 ¡Comentar es gratis, espero leerlos!

sábado, 30 de diciembre de 2017

Hacia rutas salvajes de Jon Krakauer


El libro. Otro libro periodístico.

El caso del que trata este libro es ya bastante viejo, el hecho en sí ocurrió en 1992, el libro se publicó en 1996, y el que poseo fue reeditado celebrando el 20° aniversario el pasado 2016. Quizás les suene pues tuvo bastante renombre a causa de una película que utilizó el libro como base compartiendo el mismo nombre el año 2007, hace un tiempo pero tampoco taaanto tiempo.

El autor. Respecto al autor, es un hombre multifacético que además de ser escalador profesional terminó incursionando en el periodismo (en relación al alpinismo y situaciones límite) y finalmente en la publicación de diferentes libros siendo este el primero y el que lo arrojó al éxito.

            Me gustó cómo abordó la problemática del caso, desde una perspectiva más empática, él mismo se reconoce que hace años era como Chris y también se arriesgó más de la cuenta numerosas veces, solo que a diferencia de su protagonista el escritor sobrevivió. Es así como el autor intenta indagar a través de testimonios y cifras exactas cómo era Chris y cómo ocurrieron verdaderamente las cosas, sin ánimo de criticar, con el mayor respeto y comprensión posible.


Reseña. La trama no es compleja, son los conflictos éticos los que son muy discutidos hasta el día de hoy. En pocas palabras, se trata de un joven de unos 20 y pocos que fue a realizar su sueño: vivir de forma independiente y lo más natural posible en Alaska. Christopher McCandless era un joven de buena familia que había terminado los estudios en la universidad, atlético y sumamente inteligente, pero quizás también demasiado idealista y hasta extremista; lo verdaderamente trágico es que no avisó a nadie de su familia que realizaría este viaje, y tras estar más de dos años viajando solo, sin auto, tarjetas de crédito ni identificación, finalmente entró a Alaska donde murió de una aparente inanición, dado que en su ferviente deseo de vivir de forma independiente y natural, llevó muy poca comida y casi ningún instrumento para sobrevivir que fuera relativamente moderno (ni mapa, ni brújula, ni medicinas para emergencias) un acto muy imprudente que le costó la vida, aunque eso se discute hasta hoy. Finalmente su cuerpo fue encontrado 19 días después de su muerte.

Se ve roído porque le cayó té xp

Conflicto ético. La polémica surge no desde la tragedia de la muerte de un joven en circunstancias tan agónicas, sino más bien de toda la crítica de parte de los ciudadanos que leyeron la noticia y la posterior publicación del artículo en la revista que hizo luego el autor del libro (antes de sacar el libro). Por una parte había personas que idealizaban, apoyaban y justificaban el accionar del joven como valiente, consecuente y de haber sobrevivido tanto tiempo en esas condiciones tan adversas. Pero por otra parte hubo muchas personas que reprocharon duramente al joven y su imprudencia, tachándolo de altanero e ignorante.

            ¿Fue este joven un idealista consecuente que vivió y murió como quiso, o fue un pedante soñador que se empujó a una muerte irresponsable?

            La discusión sigue hasta el día de hoy, lo importante es que para dar una opinión es importante saber bien esta historia y sus detalles para no dar conjeturas irresponsables por nuestra parte y como la vida, tener tino en que no todo es blanco ni todo es completamente negro, como me gusta decir.


¿Irresponsabilidad? Aunque muchos lo ignoran, Chris estuvo más de dos años viviendo solo y recorriendo el mundo de forma natural, natural en el sentido de que acampaba, cazaba y recolectaba de la naturaleza para vivir aunque también tuvo trabajos formales esporádicos, es decir, sabía de supervivencia y aunque quemaba más de lo que comía cuando vivió su última gran aventura, fueron otras circunstancia que lo llevaron a la muerte, como se sabe hoy en día no murió de hambre. No en vano vivió más de 100 días en mitad de la nada de Alaska.

Esta fue toda la ruta que recorrió.

Causa de su muerte. En donde entra la gran polémica, y muchos no lo saben tampoco, es que Chris murió por consumir semillas de papa silvestre, es decir no murió de inanición sino que envenado, pero no por un acto irresponsable si no ignorante, una ignorancia que incluso el más académico de los biólogos poseía. Este joven había estudiado mucho la supervivencia y la forma de vivir de la naturaleza y llevaba literatura de este tipo consigo; pero ningún libro hasta entonces decía que tales semillas eran venenosas y de hecho se animaba al consumo de sus raíces sin advertir que sus semillas fueran a causar tan devastadoras consecuencias.

            Fue gracias a Chris que tras casi 20 años de estudios pudo determinarse que tal semilla era dañina, e incluso cuando el libro de su caso fue publicado por primera vez eran conjeturas de esto lo único que se tenía. Primero se pensó que el joven había consumido semillas entre diferentes papas silvestres y que lamentablemente una resultaba ser venenosa, después un hongo que había en ella, posteriormente un alcaloide (como la morfina, por ejemplo) y finalmente el ODAP, un aminoácido antimetabólico; el autor tuvo que asociarse a varias instituciones y académicos destacados para llevar a cabo numerosos estudios a través de años para publicar papers respecto a esto y hacer validar su teoría.

            Esto daría de baja todo acto de irresponsabilidad en la que se basa la mayoría de críticas negativas respecto a  Christopher McCandless, si él no hubiera comido estas semillas (de las cuales nadie literalmente sabía que eran venenosas) hubiera sobrevivido hambriento pero vivo para su rescate 19 días después.

            Pero hay que considerar que si hubiera sobrevivido su historia no hubiera pasado a la posteridad, seguramente.


Los padres. Otro punto que se ha criticado mucho ha sido el actuar de sus padres, se ha creído que la responsabilidad de los actos de su hijo caen en ellos y no se ha considerado el dolor y la lucha que ha llevado su familia. Desde el primer momento en que desapareció lo buscaron intensamente, hasta contrataron a un investigador privado, pero tras dos años simplemente tuvieron que respetar la decisión de desaparecer se su hijo, sin que esto signifique que no hayan sufrido todo ese tiempo hasta que supieron la horrible verdad, el proceso de duelo de estos padres puedo entenderlo.

(Esto dado que tras terminar este libro comencé de inmediato a leer Un hijo no puede morir de Susana Roccatagliata que trata del duelo de los padres ante la muerte de un hijo, pronto haré una entrada al respecto.)

            Finalmente, hay algo que siquiera yo comprendo del todo pero que “se sabe”, y es que los jóvenes en EE.UU. son más independientes que los latinoamericanos, entonces no es raro que a los 16 años  ya se vayan de sus casas e incluso que se pierda toda comunicación con ellos cuando ya son adultos, como pasó con Chris.


Valoración y recomendación. La lectura de este libro suele recomendarse a adolescentes, o al menos su película en el peor de los casos, y esto porque puede ayudar a orientar a un alma joven idealista e impulsiva, me fue inevitable recordar mi propia adolescencia y ciertos procesos que probablemente hoy aún no he cerrado, me hubiera gustado leer este libro cuando tenía 15 años, pero en realidad no hay una edad precisa para leer un libro, sea cual sea te afectará de diferente manera según el momento que vivas.

            El libro, como me referí anteriormente, posee una buena perspectiva, comprensiva y crítica, y el caso es además sumamente interesante y digno de reflexionar. No hay respuestas de qué fue lo correcto e incorrecto en la vida que escogió vivir Christopher McCandless y el libro no busca darte esas respuestas, busca despertar la reflexión y meditar sobre el caso y el valor de las decisiones, con la esperanza de extrapolarla en uno mismo, en la propia vida y cómo deseamos llevarla.


¡Comentar es gratis, espero leerlos!


martes, 19 de diciembre de 2017

Cuentos de amor de Junichiro Tanizaki




¿El marqués de Sade japonés?

Primero que nada (o primero que todo) hay que considerar que la cultura japonesa es tan particular y diferente a la occidental que el concepto de erotismo se vive de forma diferente, por eso a través de innumerables sutilezas se puede llegar a expresar perversiones inigualables a Sade (no necesariamente por ser más depravadas o menos).

             Así por ejemplo, el detalle de un pie desnudo de una geisha, la vestimenta occidental en el cuerpo femenino oriental e incluso el beber leche materna de la amada, se traduce en estos cuentos como erotismo revelador para la época y para la cultura japonesa.

            Teniendo en claro esto ahora toca contextualizarlo a su historia, el autor vivió entre 1886 y 1965 (murió 3 años antes del año en que fue premiado el primer premio nobel de literatura japonés, Yasunari Kawabata) y vivió como tal parece la mayoría de los artistas japoneses, entre la disyuntiva del arte occidental o el tradicionalismo japonés. Nuestro autor coexistió en plena época de apertura y fanatismo occidental, por lo que su vida puede dividirse en una primera mitad en que la admiración e imitación occidental es total (se devela en varios de los cuentos en que usa palabras extranjeras o alusiones de vestuario entre otras características occidentales) y una segunda mitad de su vida en que retorna a lo propiamente japonés (adoración a las geishas como ícono de la cultura japonesa tradicional); esto le ha pasado a varios autores japoneses por lo que he observado en mis lecturas.

            Por todo esto, es normal que en su época haya sido criticado y no demasiado difundido (especialmente al español, considerando que varios de los cuentos del libro estaban aún inéditos y quedan muchos más), por lo que es en esta época en que se ha reconocido más su literatura tanto en Japón como en occidente.


Reseña, contenido

Yo siempre valoro las introducciones de los libros y sus estudios preliminares, especialmente si es de libros complejos como este que tiene una referencia cultural tan lejana como la del Japón, así que se agradece su intro sobre el autor, su vida, su época y el apunte de los cuentos compilados en este libro; luego al seguir leyendo estos textos, se podía volver a la introducción para comprender mejor lo que venía, fue muy útil.

Aparte de la intro, el libro contiene 11 cuentos, varios ya conocidos y representativos del autor, y otros incluso inéditos para occidente (cabe comentar que la traducción fue directa del japonés!), también son cuentos que toman varias etapas de la vida del autor, esperando así llegar a ser un buen compilado representativo del autor en lo posible. Finalmente el libro cierra con una breve biografía del escritor.

            Referente a su longitud hay de todo tipo, desde casi novela corta a lo Bombal, hasta cuentos a lo Poe. Dentro de su complejidad, como siempre he dicho respecto a la literatura japonesa, es una cultura tan rica y exquisita que debemos tener un buen conocimiento de ella para no perder detalles, y hasta siento que yo perdí varios (considerando el kilo que me he leído).

            Por supuesto que el erotismo, la sensualidad y el amor son trascendentes en estos cuentos, relatados en la tan característica narrativa japonesa e influenciados con narrativa occidental, por ejemplo se ven varios cuentos con finales abiertos o “inconclusos”, referencias occidentales como he dicho, así como características tradicionales japonesas como los yokatsu, geishas, kimonos, etc. Y por supuesto situaciones hilarantes, pondré un ejemplo:

            En uno de los cuentos (el más representativo quizá) el señor X está enamorado de la señora A, esta señora era viuda, había tenido un hijo con su marido fallecido por lo que la familia de éste siguió cuidándola, especialmente su cuñada B, que era como su hermana pequeña. El caso es que como el señor X sabía que no podía casarse con la viuda A porque entonces tendría que dejar el cuidado de la familia de su marido fallecido y perder su herencia, se casa con la señorita B, cuñada de la A, que sabe los sentimientos del señor X y de hecho descubrió los sentimientos de B, y como la quiere tanto se decide casar con X para que éste pueda estar cerca de B y ella (A) también de B, aunque esto no signifique un trio sexual, de hecho el matrimonio no concreta nunca su relación, incluso luego X y B saben sus sentimientos mutuos y continúan con una convivencia extraña los 3, lo que finalmente despierta los rumores en la comunidad. Hacían cosas tan raras como que B mamaba de los pechos de A frente a X y le ofreciera su leche (¿?????????????). En fin! Que finalmente el hijo de A se muere, por lo que la viuda queda libre para volver a casarse, lo hace y X y B concretan su relación teniendo un hijo a pesar que ambos quieran tanto a A a su manera. Perturbador! xD


¿Qué más se puede decir? Recomendación!

Es que amo la literatura japonesa así que por supuesto que lo recomiendo, creo que es un autor más complejo de lo que puede parecer, y definitivamente este erotismo oriental es muy interesante si lo comparamos al tan directo erotismo occidental (sí, pienso en Sade que es bruto y directo). Aunque prefiero las novelas japonesas, aun babeo por las obras policiales (“actuales”) de Keigo Higashino.


¡Espero con ansias leer sus comentarios!

viernes, 1 de diciembre de 2017

Mi infierno en el SENAME (Ansias de libertad) de Édison Llanos


Libro pa desordenao oe! xD

Bueno, comencemos con mi historia con el libro. Como sabrán me gusta mucho leer libros periodísticos o de casos reales, por así decirlo, porque así siento que me entero mejor de los casos discutidos (aunque sé que los libros pueden mentir, pero al menos mucho menos que la t.v.); por eso quería este libro dado que en Chile el SENAME está envuelto en un gran escándalo actualmente por muchas muertes de menores que custodiaba, sin contar con todos los casos de violencia y abuso que se viven dentro de los hogares de menores, ¿y qué mejor manera que leer para enterarte mejor de todo? Pero este no es un libro periodístico, es un libro testimonial en 1° persona, así que no es una investigación, es más un desahogo y es válido. Curiosamente un libro que salió en mitad del escándalo del SENAME, por lo que igual hubo una manipulación mediática innegable con su publicación, no cabe duda, de hecho el autor y el libro con él han salido muchas veces en la t.v. por lo que me han contado (yo no veo t.v.) así que sí, mediático, pero eso no tiene nada de malo :v

            El caso es que, no sé si fue porque se apuró en publicar pero el libro está sumamente desordenado a nivel interno, me refiero tanto en coherencia global como en cohesión, se manda saltos temporales injustificados, no especifican dónde diablos estamos o de quién diablos hablamos o dan nombres de más de gente que no vuelve a aparecer o simple y lamentablemente no es relevante, por lo que es muy confuso. El mismo autor dice que el libro es un compilado de varios escritos que había hecho a lo largo de su vida, y también él mismo se disculpa por hacer tanto salto del pasado al futuro y del presente al pasado, etc., lo malo es que nunca nos dice las edades que tenía en esos momentos por lo que nuestra noción del tiempo se enreda completamente.
           
            En fin, el caso es que cuando un libro está tan desordenado dificulta su comprensión. Y aquí debo confesar que me compré la versión pirateada porque soy pobre o compro muchos libros y hay que ahorrar jaja, pero si bien eso puede explicar la mala diagramación, encuadernación, interlineado y hasta faltas de ortografía no puede meterse en la redacción, si el libro está mal redactado en el PDF también se verá.

CONTENIDO


Ahora, su contenido se puede transmitir a través de varias anécdotas el abuso y desolación que sintió el autor en su vida al vivir su infancia en el SENAME. El libro tiene el subtítulo de Ansias de Libertad porque si bien para nosotros (suponiendo) personas normales que tuvieron una familia como cualquiera, nos cuesta mucho empatizar con la situación de encierro que viven estos niños y que parece inevitable, eso de salir a la calle a jugar, de tener la libertad de salir a la esquina a comprarte un helado, de volver y poder darle un abrazo a tu mamá si quieres es algo que ellos en ese encierro no pueden tener, y siquiera hablo de que no tienen padres o pudieron sufrir abusos dentro de la institución, hablo del encierro, el simple encierro de saber que no puedes salir (imaginen eso para un niñ@).

            Aparte a través de varias anécdotas (algunas comentaré más adelante) se obvia los abusos que sufrió él y sus compañeros de esa época, hay que recordar, sin embargo, que sus vivencias ocurrieron en los 80, y las podemos relacionar con otro libro comentado en este mismo blog de El Tila, el joven psicópata y antisocial que vivió toda su vida en el SENAME y terminó siendo un violador en serie y asesino. Se supone que de esa época a esta ha habido cambios, y tampoco quiero criticarlos, la verdad es que cambiar esa institución debe ser lo más difícil del mundo, dado que el institucionalizar a un niño sin familia ya le jode la vida… tal parece que no hay solución.


ANÉCDOTAS

A continuación resumiré varias anécdotas del autor que develan el abuso y control explotador que tuvo en su “hogar” del SENAME, juzguen ustedes.

            El autor por ejemplo, cuenta que cuando pequeño él quería tocar un piano de cola que había en el hogar y una cuidadora se enojó con él y le cerró la tapa sobre sus manos quebrándole los dedos por lo que tuvieron que ponerle fierros en sus dedos mucho tiempo.

            O la vez que un cuidador de otro hogar le echó una hoya de leche hirviendo encima lo que lo tuvo hospitalizado. Todo dentro de una escena de violencia intrafamiliar con la pareja del cuidador.

            También cuenta que un fin de semana él era el único niño al que no lo habían sacado los “padrinos” por lo que cuando un matrimonio que fue de visita para ayudar, al verlo solo se apiadaron de él y lo llevaron a comprar ropa, él cuenta que era la primera vez en su vida que tenía ropa nueva y además a la moda y que estaba muy feliz, pero al día siguiente los futuros padres adoptivos de otro niño de su misma edad iban a sacar a éste de paseo, por lo que las monjas le quitaron la ropa nueva a nuestro pequeño autor y se la pusieron al otro niño. Nuestro protagonista estaba tan enojado que le tiró cloro al otro, por lo que lo castigaron obligándolo a vestir con la ropa manchada, aunque él estaba feliz de tenerla de vuelta.

            A propósito de ropa, cuenta que en más de una ocasión las cuidadoras lo obligaron a vestir con ropa de niña, aunque no entra en muchos detalles.

            También develan cosas TURBIAS que pasaban en esos hogares, por ejemplo dos veces al año hacían que los niños hicieran el mismo acto de cantar y cosas por el estilo, lo que tenían que hacer cada uno sobre un taburete numerado, luego el autor comprendió que los espectadores escogían el número del niño que querían adoptar, o comprar más bien.

            Y era curioso porque muchas veces los niños que estaban ahí seguían siendo visitados por sus madres que no podían mantenerlos pero seguían en contacto, y cuando su hijo era “escogido” se lo ocultaban durante meses inventándole cualquier cosa para que no pudiera hacerle la visita y que luego pasara a ser apto para adoptar por negligencia y abandono de la madre; eso cuenta el autor.

            Dice que incluso esto le pasó a él, dentro del hogar de menores donde él vivía se hizo muy amigo de otro niño y de la madre de él que siempre iba a visitarlos e incluso los sacaba a menudo, esta señora fue como una madre para el protagonista pero también de vez en cuando venía un matrimonio alemán a visitarlo (se ve mucha presencia de adopciones extranjeras aquí). Un día este matrimonio lo iba a llevar a un cumpleaños, supuestamente, pero en ese momento también llegó esta señora a visitarlo, finalmente las cuidadoras le preguntaron con quién se quería quedar y al escoger que con la “tía” nunca más volvió a ver a esos alemanes, y además fue enviado a una correccional con menos de 10 años de edad, donde presenció violaciones y abusos mayores. Esto según el autor, como castigo.

            También nos aclara que el tema de la adopción no era tan dulce como parecía, cuenta que años después ya adulto logra reconocer a una de las niñas que había vivido con él y que había sido adoptada por un matrimonio italiano. Ella finalmente le cuenta que escapó de Italia dado que la habían adoptado para ser una empleada, literalmente le habían regalado el vestido de empleada y era tratada bajo humillaciones constantes, hasta que la hermana de la “madre” que la había adoptado se apiadó de ella y le compró un boleto de vuelta a Chile por lo que pudo escapar.

            O el caso de los niños devueltos, el autor nos relata el caso de un niño que tras unos meses adoptado fue devuelto porque se había descubierto que era “imperfecto”, tenía una enfermedad porque cuando bebé su madre en situación de calle le daba vino con leche en la mamadera por lo que tuvo una cirrosis que lo dejó con secuelas. Ni el niño sabía.

            Y fuera de abuso físico, el mandarle a pedir comida a las casas o parcelas alrededor, o presencial actos de sexo por las mismas cuidadoras monjas…

            Finalmente, así son muchas las anécdotas que relata, sin faltar la escena de la parroquia y el cura que viola a uno de sus compañeros, qué creer y qué no se les deja a cada uno de los lectores.


PARA TERMINAR

Creo que el  libro logra llegar al punto, pero me gustaría que fuera reelaborado, tal parece que harán una continuación pues hay muchos puntos que hay que aclarar, puntos que quedaron en la nada no sé si porque el libro es desordenado o porque lo espera la continuación. Cosas como su historia de vida después del SENAME, o cómo salió de ahí más bien, y el caso de los cambios de su nombre que tampoco queda claro (de niño se lo cambiaron una vez pero el libro está publicado bajo otro nombre). Y así muchas preguntas que sería bueno contestar para comprender mejor la seguidilla de sus recuerdos.

¿Recomendación?
           

Honestamente, si te gusta leer y tienes algo de experiencia en la lectura este libro te dolerá por lo desordenado que está, pero si eres alguien interesado en el tema que tampoco se mata leyendo mucho dale no más de verdad te hará tener una buena visión de la realidad que revela su autor. Pero también puedes verlo en la tele, ha salido mucho.